cerrar
La solidaridad de Polanco como fortaleza ante la COVID-19

La solidaridad de Polanco como fortaleza ante la COVID-19

5 mayo, 2020

Siempre he pensado que los rasgos que mejor nos caracterizan a los vecinos de Polanco son ser vitales, abiertos y comprometidos. Hoy, después de un mes de largo y obligado confinamiento por la Covid-19, me reafirmo en ello y amplío esos rasgos con la solidaridad y la responsabilidad. Creo que los 6.000 habitantes de este pequeño municipio estamos siendo un ejemplo por nuestra actitud.

De esta crisis del coronavirus lo más negativo es, sin lugar a dudas, la incertidumbre sobre el futuro inmediato, los miles de contagiados, los fallecidos y la angustia de muchas familias que no han podido despedir a sus seres queridos. Están siendo tiempos duros, muy duros, que ponen a prueba nuestra capacidad como personas individuales pero también como sociedad, como pueblo que se ha unido aún más frente a la adversidad.

Pero en medio de todo ello es posible encontrar las cosas buenas y positivas que han salido de esta situación tan nueva y tan angustiosa que nos ha tomado vivir. La primera es, sin duda, la responsabilidad y el buen comportamiento que desde el comienzo de esta crisis está teniendo la gran mayoría de las personas, algo que personalmente hace que me sienta muy orgullosa de todos mis convecinos. Hemos respetado el confinamiento y con esa acción responsable estamos contribuyendo a evitar contagios no deseados, aplanar la curva y parar el virus.

Pero quizá lo más positivo está siendo el enorme sentido de la solidaridad que muestran los polanquinos con aquellos a quienes está crisis sanitaria ha cogido en situación más vulnerable. Desde el primer día los ofrecimientos solidarios nos han desbordado, ya fuesen el grupo de voluntarias organizadas para confeccionar mascarillas, aquellos otros que imprimían pantallas 3D, personas que llamaban ofreciendo su apoyo para hacer la compra a vecinos de su barrio o los integrantes de nuestra agrupación de Protección Civil que lo mismo llevan alimentos o medicinas a quienes viven solos que felicitan el cumpleaños a un niño.

Creo que todos los vecinos de este municipio estamos dando un ejemplo de unidad, de responsabilidad, de solidaridad, de fuerza y esperanza, un ejemplo que nos hará más vitales, abiertos y comprometidos cuando todo esto acabe y nos podamos reencontrar en cualquier calle o plaza de Polanco.

Esta oleada de solidaridad no ha pasado inadvertida fuera de nuestro municipio. A finales de finales de marzo, en los días más crudos de la pandemia, en una comparecencia ante medios de comunicación de toda España desde La Moncloa, el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil destacaba el trabajo de sus agentes colaborando con un vecino de Polanco que imprimía pantallas para donarlas a los sanitarios que luchaban en primera línea frente al coronavirus. Reconocimiento que nos hace sentirnos muy orgullosos a todos porque es un ejemplo de solidaridad y compromiso en esta crisis sanitaria.

Esta fuerza también nos ha permitido afrontar situaciones de urgencia para que la vida normal de los vecinos no se vea afectada en exceso. Son decenas las llamadas de teléfono, los mensajes o los correos electrónicos que cada día recibimos en el Ayuntamiento, y a todas ellas los integrantes del equipo de gobierno intentamos responder lo antes posible.

El reciente reparto de mascarillas puerta a puerta por parte de los concejales, mano a mano los del gobierno y los de la oposición, ha permitido poder hablar unos minutos con cada uno de los vecinos, conocer el estado de ánimo de quienes llevan más de un mes confinados en sus domicilios, intercambiar palabras de ánimo pero, sobre todo, constatar que entre todos hemos creado una red de apoyo y solidaridad para que nadie se quede atrás en esta crisis.

En esa red juegan un gran papel todos aquellos que cuidan de nosotros, los sanitarios del centro de salud, los guardias civiles, los voluntarios de Protección Civil… a todos ellos nunca podremos agradecer suficiente lo que están haciendo por garantizar nuestra seguridad. También al personal municipal, que han logrado que el Ayuntamiento siga funcionando pese al parón debido a la crisis y que se encargan de tramitar los expedientes, es especial el pago a proveedores en un momento económico complicado para pymes o autónomos. Y desde luego agradecer la labor de aquellos otros operarios que, de manera más anónima pero no menos importante, se ocupan de desinfectar todos los días los lugares más críticos.

Mención especial para nuestros niños que nos están dando un ejemplo sobre cómo sobrellevar este confinamiento, un ejemplo de resignación y muy pocas quejas, niños que merecen todo nuestro cuidado y responsabilidad cuando puedan volver a disfrutar de la calle tras muchos días de encierro.

Creo que todos los vecinos de este municipio estamos dando un ejemplo de unidad, de responsabilidad, de solidaridad, de fuerza y esperanza, un ejemplo que nos hará más vitales, abiertos y comprometidos cuando todo esto acabe y nos podamos reencontrar en cualquier calle o plaza de Polanco.


ROSA DÍAZ FERNÁNDEZ
Alcaldesa de Polanco y diputada

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies