cerrar
Polanco aprueba la ordenanza de retirada de animales de la vía pública

Polanco aprueba la ordenanza de retirada de animales de la vía pública

4 febrero, 2020
Pleno de Polanco presidido por la alcaldesa, Rosa Díaz Fernández, durante una votación

El pleno de Polanco ha aprobado por unanimidad la ordenanza reguladora de la tasa por la retirada animales domésticos de la vía pública, que sean vagabundos o estén abandonados o extraviados, junto a la consiguiente identificación de sus propietarios y la custodia, alimentación, limpieza y control sanitario hasta la devolución a sus propietarios.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz Fernández, ha explicado que la principal característica de la normativa es que no se va a penalizar a los vecinos a los que su mascota o animal se les extravíe por primera vez, y por ello se fija una tasa simbólica de 10 euros para estos casos, aunque se irá incrementando de forma progresiva para las siguientes ocasiones.

Pleno de Polanco presidido por la alcaldesa, Rosa Díaz Fernández, durante una votación
Pleno de Polanco presidido por la alcaldesa, Rosa Díaz Fernández, durante una votación

La cuota la conformarán una cantidad fija y otra variable, determinadas en función de los gastos que se hayan ocasionado por la captura y la retirada de los animales, de los gastos de alimentación y custodia de los mismos hasta su retirada por sus propietarios y por cualesquiera gastos adicionales de vacunación, documentación y similares.

Así, la localización y retirada de la vía pública tendrá una cuota fija de 70 euros para la segunda ocasión en que el animal se extravíe, y de ahí se irán aumentando hasta los 300 euros para la sexta vez.

Por su parte, la custodia y alimentación del animal tendrá un coste de 12 euros por día desde el momento de su retirada y aviso al propietario, hasta la entrega del animal en el caso de haber transcurrido 10 días desde la comunicación.

Rosa Díaz ha justificado la necesidad de esta normativa como manera de hacer responsables a los dueños de la conducta de sus mascotas, ya que se han dado situaciones en que algunos animales se han extraviado hasta en cuatro ocasiones casi consecutivas, con el consiguiente coste que supone al Consistorio las actuaciones de retiradas que lleva a cabo el Centro Canino Besaya.

Además, se pretende que la normativa sirva como medida de protección a las mascotas o animales, ya que al estar sueltos en la vía pública corren peligro de ser atropellados o de causar accidentes.

La norma establece que, transcurrido el plazo mínimo de custodia de diez días sin que el propietario del animal acuda a retirarlo, se considerará que ha sido definitivamente abandonado por lo que podrá ser entregado en adopción a cualquier interesado o a una entidad protectora de animales.

Así mismo, no se autorizará la entrega a ningún tercero de ningún animal retirado de la vía pública mientras no haya transcurrido el plazo legal de custodia de diez días para la recuperación de los animales por sus propietarios originarios.

La no retirada del animal no exime al dueño del pago de la tasa y de la sanción administrativa e incluso penal que pueda originar el abandono del mismo.

La alcaldesa ha resaltado que la tramitación de esta ordenanza se inició hace varios meses aunque posteriormente fue dejada en suspenso hasta disponer de la nueva normativa sobre tenencia y protección de animales, que fue aprobada por el pleno a finales de diciembre.

La nueva normativa sobre retirada animales domésticos deberá ahora ser publicada en su totalidad en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), tras lo cual entrará en vigor de manera efectiva.

Por otra parte, la Corporación ha aprobado la dedicación parcial de dos concejales del equipo de gobierno del PRC, en atención a las horas de trabajo y dedicación en el Ayuntamiento.

Es el caso de la edil Isabel Herrera Landeras, que gestiona las áreas de Medio Ambiente, Industria, Tercera Edad y Servicios Sociales, que percibirá una retribución por un mínimo de cuatro horas diarias de trabajo en el Ayuntamiento.

La otra concejal el María José Liaño García, que gestiona las áreas de Participación Ciudadana, Igualdad y Mujer, que estará liberada por un mínimo de dos horas diarias.

La alcaldesa ha destacado que estas percepciones suponen unas cuantías económicas «ajustadas y prudentes», máxime si se compara con otros ayuntamientos similares del entorno, que remuneran «el trabajo y el esfuerzo y la dedicación» de estas concejalas que se dedican de forma diaria a la labor municipal y a la atención a los vecinos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies