cerrar
Ordenación del Territorio abre procedimiento de evaluación ambiental para el proyecto de Prado Infante

Ordenación del Territorio abre procedimiento de evaluación ambiental para el proyecto de Prado Infante

7 enero, 2019

El proyecto del parque de Prado Infante, promovido por el Ayuntamiento de Polanco, continúa su tramitación con la decisión de la Dirección General de Ordenación del Territorio de abrir el correspondiente procedimiento de evaluación ambiental, relativo al modificado puntual del Plan General del municipio.

Para ello, el Ayuntamiento ha enviado el proyecto de modificado a las administraciones públicas afectadas y a las personas interesadas para que, dentro del tramité de consulta, efectúen las sugerencias que estimen oportunas al respecto de este proyecto.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz Fernández, ha detallado que Prado Infante es una infraestructura de uso público “vital para el desarrollo del municipio” y para la calidad de vida de los vecinos, que incluye parque infantil, área recreativa, aparcamiento y auditorio, todo ello sobre unos 16.000 metros cuadrados de terrenos situados en los aledaños de la iglesia de San Pedro AdVíncula.

Ha resaltado que el proyecto viene a satisfacer una antigua demanda del municipio que carece de equipamientos de este tipo, pero cuyo desarrollo se ha retrasado ante la imposibilidad de llegar a acuerdos con los propietarios de los terrenos afectados, lo que ha obligado al Consistorio a tramitar una modificación puntual del Plan General para la integración del futuro parque en el Sistema General de Espacios Libres.

Rosa Díaz Fernández ha reiterado que el Consistorio “nunca ha dejado de trabajar en el proyecto” y de ahí los pasos dados hasta ahora, tanto en las gestiones con los propietarios como en las tramitaciones urbanísticas sobre este suelo calificado como rústico de especial protección.

A su juicio, aunque esta legislatura ya no será posible comenzar la ejecución del Prado Infante se trabaja para que el proyecto se haga realidad la próxima, sea con este equipo de gobierno o con el que salga de las urnas, al considerar que se trata de “un proyecto importante y necesario para el pueblo de Polanco y para todo el municipio”.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz Fernández, durante la presentación pública del proyecto de Prado Infante

El concepto y diseño general es obra de los técnicos Ana Belén Calderón y Román González, de Iglû Estudio; y el proyecto básico del parque es de Borja Angulo, de Angulo Arquitectura. Según la alcaldesa, se trata de un “proyecto ilusionante” que respecta “al máximo” la esencia del municipio, de la finca donde se pretende construir y de las vistas que se pueden disfrutar desde ella, que además prevé la utilización de materiales sostenibles para minimizan el impacto.

Sus autores han recogido diversas propuestas municipales y plantean la creación de un espacio público que ofrezca muchas posibilidades de uso por parte de los vecinos de Polanco, pero con una intervención que sea lo menos intrusiva posible, de ahí que se prevean varios tipos de plantaciones vegetales (césped, árboles y arbusto).

La zona de aparcamiento está pensada para facilitar el acceso a Polanco cuando se programen eventos con gran afluencia de personas, pero también para que se pueda transformar con el fin de acoger las propias fiestas patronales dando cabida a las atracciones sin perjudicar el normal desarrollo de los eventos.

Así, esta zona recibirá un tratamiento especial ya que en cada plaza de estacionamiento habrá una lengua de hierba natural que permite reducir hasta en un 40 % el impacto visual, a la vez que se crea un espacio más atractivo y menos intrusivo

Por su parte, el auditorio irá cubierto para acoger todo tipo de eventos, entre ellos cine de verano o conciertos al aire libre, con un graderío que se extiende a lo largo de la pendiente de la parcela adaptándose a la misma.

Además, y aprovechando la pendiente del terreno desde el actual aparcamiento de la iglesia de San Pedro Advíncula, se propone dar una nueva estructura a esta zona instalando en el desnivel existente dos toboganes como inicio de lo que será el parque infantil situado un poco más abajo.

Esta área incluirá una zona de arenero que dará paso a otra de juegos para niños, así como a un espacio de merendero cubierto con lamas de madera pensado para los padres.

La actuación prevista en Prado Infante tendrá un elemento icónico situado en una suave colina que domina todo el conjunto, donde se plantará un árbol de gran porte o cuyo pie irá ubicado en banco, con el fin de crear una zona de más privada y permitir una mayor integración del conjunto y minimizando los efectos visuales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies